¿Por qué invertir en una buena silla de oficina?

Descubre las razones por las que invertir en una silla de oficina de calidad es una gran opción a largo plazo. 


Hoy en día, sabemos que contar con una silla de oficina es extremadamente importante, ya que garantiza que podamos trabajar cómodamente, es por ello que actualmente, existen en el mercado un sinfín de opciones, por lo que elegir la silla ideal puede resultar un tanto estresante. 


Es por eso que en Manuel Delgado, nos dimos a la tarea de recopilar 4 características principales que distinguen a las sillas económicas de las sillas de oficina más caras: 


Tal vez te puede interesar: ¿Cómo ayuda el diseño de oficinas a la productividad de tus colaboradores?


Sillas de oficina con soporte lumbar para aumentar productividad. 


La razón más importante, por la que deberías invertir en una silla de oficina es por el soporte lumbar. 


Cuando estás sentado en una silla durante horas y horas, lo que suele ser el caso, sentarse ejerce presión sobre el cuerpo y causa molestias, afectando tu productividad, por lo tanto, conseguir una silla con soporte lumbar, brinda comodidad en la parte inferior de la espalda y funciona para apoyar la curvatura de la columna vertebral y ayudar a mantener una postura saludable al sentarse, lo que a largo plazo le evitará problemas de postura o dolor lumbar. 


Sillas de oficina con brazos ajustables. 


Otra razón por la que deberías invertir en una silla de oficina de buen precio, es por su capacidad de ajustar los brazos, lo cual puede marcar una enorme diferencia al momento de estar trabajando. 


Mientras más profesional sea la silla, más características de ajuste tendrá y será más cómodo para tu hombro y muñeca, puesto que estarán en una posición mejor, sin forzar los músculos. 

Por lo general, las sillas más baratas no se pueden ajustar, mientras que las sillas más caras le permiten ajustar la altura y el pivote del brazo de la silla.


Sillas de oficina con asiento ajustable. 


Otra ventaja de las sillas de oficina más profesionales, es que permiten ajustar el asiento hacia adelante o hacia atrás para obtener una profundidad óptima, esto para garantizar que la parte posterior de las rodillas no toque el asiento y evitar problemas de circulación o articulaciones por mala postura, a la vez que brinda alivio a la espalda cuando se ajusta.


Asimismo, cuando un usuario no está sentado en una silla de oficina con asiento ajustable, como una silla de comedor, ésta no soporta adecuadamente el cuerpo, ocasionando que te suelas encorvar hacia adelante, estirando demasiado los ligamentos de la columna y tensando los discos.  Con el tiempo, esto causará dolor de espalda y cuello, que puede ser bastante molesto. 


Manuel Delgado: Sillas de Oficina de Calidad y Más. 


Ahora que ya conoces las ventajas de invertir en una buena silla de oficina, es momento de elegir la más adecuada para ti. En nuestra sección de Sillas para Oficina, encontrarás una gran variedad de opciones de tipo ejecutivo, gamer, ergonómico y más. Compra ya a Meses Sin Intereses y recibe en 72 hrs.