Tranquilidad en tu oficina: estilo Zen.

El estilo Zen proyecta tranquilidad, armonía y paz. Con un solo giro de 360 grados, te sientas en un lugar en el que entras pero no quieres salir, porque encuentras un lugar agradable para trabajar y recibir a los clientes. Si te das cuanta cuando tu vas a una oficina, entras y dice: “esto es tranquilidad, no se escucha ni un alma” eso es exactamente lo que puedes hacer en tu oficina, un estilo que haga quedarte y no pararte de allí, sin excesos de decoración, donde todo está debidamente guardado, hasta el más mínimo detalle tiene un espacio asignado.

Considera las siguientes propuestas para llevar a cabo este estilo en tu oficina.

COLORES

En caso del estilo Zen, debes olvidar la gama cromática, aquí no la hay, solo debes manejar tonos neutros como el agua y la tierra.

LUZ

Para crear una buena iluminación, puedes conseguir unas lámparas de halógenos que vienen hechas en papel de arroz. Como están hechas en este material, no deja pasar bien la luz, así que cuando necesites trabajar, debes adicionar en la mesa lámparas con líneas simples, sin tanto adorno ni estampadas.

MOBILIARIO

Muebles con cortes simples. Lo pisos frecuentemente se caracterizan por ser en piedra o madera, así harán contraste con el mobiliario. Los armarios deben tener espacio suficiente para varios cajones.