Te enseñamos a combinar la paleta de colores para tu oficina.

El impacto de una oficina, de acuerdo a su giro, mantiene estímulos positivos entre sus colaboradores, por lo que la selección de la paleta de colores será fundamental.

Definir los colores que tendrá una oficina es tan fundamental como la elección de mobiliario, estructura y giro. Los colores no solo determinarán la estética del lugar, también el ambiente, luminosidad, e incluso generarán diversas sensaciones de percepción y de estado de ánimo entre los usuarios.

La paleta de colores para una oficina se debe de seleccionar de forma estratégica, se tienen que tomar en cuenta factores como: el tipo de actividad a realizar en los espacios y el estímulo que se quiere provocar entre los colaboradores y visitantes. Es a través de los colores que se da a conocer la identidad corporativa de la empresa.

Azul y verde.

Si se busca que los lugares de trabajo transmitan tranquilidad y calma, los colores como el azul y verde son perfectos para ello. Se recomiendan estos colores para las zonas donde el trabajo puede generar estrés, o bien, se realizan actividades recreativas.

Azul. Genera y evoca inteligencia, calma y seguridad.

Verde. Se asocia con la naturaleza, paz, equilibrio y armonía. 

Amarillo, naranja y rojo.

Por el contrario, si lo que se desea es que el lugar se perciba con energía, calidez y dinamismo. Esta combinación resultará positiva si se usa para lugares donde se trabaja en equipo, para generar ambientes interactivos y hacer fluir la comunicación. Integra el rojo con moderación a través de elementos de decoración o mobiliario. 

  • Amarillo. Comunica extroversión, amabilidad, optimismo.
  • Naranja. Denota seguridad, diversión, calidez y energía. 
  • Rojo. Expresa energía, fuerza, osadía, atrevimiento. 

Gris y blanco.

Son dos colores que siempre estarán en tendencia, y si lo que se busca es transmitir sobriedad, elegancia y seriedad, con esta combinación sin duda podrá lograrse. Estos colores dan la sensación de orden, limpieza, sofisticación, equilibrio y distinción.

Una oficina con estos tonos no tiene por qué parecer aburrida, se le puede dar un toque divertido y creativo a través de la decoración y uno que otro objeto en colores más vibrantes.

Gris. Un color que podría parecer triste, pero que si se usa en las tonalidades y lugares adecuados, da la sensación de equilibrio, seguridad y seriedad.

Blanco. Uno de los colores preferidos en la industria de la decoración de interiores, al ser flexible para cualquier rubro y espacio. Genera paz, tranquilidad, elegancia y claridad mental.

Verde azulado.

El color verde azulado, además de ser visualmente elegante y sofisticado, es un color atractivo para las marcas que desean transmitir fuerza y liderazgo. Es ideal si se busca la concentración y la productividad.

<

Marrón.

Es perfecto si buscas darle un toque hogareño y clásico a la oficina, y que sea distinguida como un espacio confortable y cálido. El color marrón es comúnmente asociado a la naturaleza, a la sencillez y autenticidad.

Ahora que conoces el efecto que podrían tener los colores en tu lugar de trabajo con ¿cuál de estas combinaciones decorarás tu oficina?

Si requieres ayuda en la selección de la paleta de color para tu oficina en Manuel Delgado contamos asesores para desarrollar al máximo el potencial de cualquier establecimiento, ayudando a optimizar tu lugar de trabajo.