Datos curiosos de las sillas


Las sillas ejecutivas en México juegan un papel importante en el lugar de trabajo. Si bien la mayoría de las personas están familiarizadas con su propósito y función, es probable que haya algunas cosas que no sepan sobre ellas, y en esta ocasión les vamos a comentar algunos datos curiosos sobre las sillas.

1. La silla correcta puede proteger contra lesiones

Las sillas proporcionan algo más que comodidad, protegen a los trabajadores de lesiones físicas. Estar sentados por largos períodos puede afectar el cuerpo, lo que resulta en dolor muscular, rigidez en las articulaciones, dolores, esguinces y más. Una de las lesiones que comúnmente se asocia con sentarse es el dolor en el coxis o coccidinia.
Una silla de alta calidad debe presentar un cojín de asiento suave y de apoyo para minimizar el estrés en el coxis, además puede proteger contra lesiones en la espalda, como tensiones lumbares. Afortunadamente, muchas sillas de oficina están diseñadas con soporte adicional para el respaldo lumbar.

2. Las sillas modernas están diseñadas con un enfoque en ergonomía

Las sillas ejecutivas actuales están diseñadas con un enfoque en ergonomía, lo que significa que están optimizadas específicamente para uso humano. Una silla ergonómica diseñadas con especificaciones estrictas puede garantizar la máxima comodidad y soporte para el trabajador. Por lo general, tienen apoyabrazos ajustables, soporte para la parte baja de la espalda y un cojín suave para el asiento.

3. Las sillas afectan la productividad del trabajador

Además de proteger contra lesiones, las sillas adecuadas también pueden mejorar la productividad de los trabajadores, característica de la que los empleadores pueden beneficiarse. Invertir en sillas de oficina de alta calidad, de acuerdo con algunos estudios, puede aumentar la productividad más de un 17 por ciento.

4. Las sillas alta calidad son una inversión inteligente

Algunos propietarios de negocios se muestran reacios a comprar nuevas sillas, ya que lo ven como un gasto innecesario que perjudica sus finanzas; sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad. Si bien comprar nuevas sillas requiere dinero, es una inversión inteligente que vale la pena a largo plazo. Como se mencionó anteriormente, las de alta calidad pueden proteger a los trabajadores de lesiones y promover niveles más altos de productividad.