Cuidado de sala con sillones de piel.

Recuerda que, la sala es testigo de tardes con amigos, noches románticas y domingos familiares, así que siempre tiene que lucir como tú: radiante, ya que te presentará con tus invitados. Si tu sala es de piel te presentará como una persona sofisticada, elegante, a la que le gusta estar cómoda y disfrutar de las cosas al natural. Si deseas que tu sala te siga presentando como la persona amable y distinguida que eres, procura mantenerla siempre limpia, o comenzará decir cosas malas de ti. Por esa razón, aquí te facilitamos secretos para que tu sala siempre luzca hermosa.

Tal vez te puede interesar: Salas Dormum, lo que le falta a tu hogar. 

Jabón líquido solo en casos extremos. La piel de nuestra sala es muy delicada y sensible, y se debe tratar con igual cuidado que tu propia piel. Así que para limpiarla evita utilizar soluciones muy fuertes o corrosivas. El jabón líquido con el que lavas tus manos regularmente, mezclado con un poco de agua puede ayudar a mantenerlos sin manchas.

¡No comas en la sala! La piel, al igual que la piel humana, puede ser un material muy absorbente. Pero a diferencia de nuestra piel las grasas que absorbe no sirven para humectar o hacerla lucir más bella, por el contrario, pueden crearse manchas poco estéticas y difíciles de quitar. Evita, en lo posible, sentarte o tocarlos inmediatamente después de haber utilizado cremas corporales, pomadas o alimentos grasosos, y de ser inevitable utiliza un trapo para limpiarla inmediatamente. Esto ayudará a que la piel de tu sala luzca siempre como nueva.

Leche descremada. Sí, sigue leyendo Puede que este método te parezca muy inusual, pero la verdad es que limpiar tu sala de piel con leche descremada puede lograr regresarle ese brillo natural que había perdido, logrando un acabado perfecto. Lo único que necesitas es ir al supermercado y conseguir leche descremada, recuerda que la leche entera tiene muchas grasas y puede manchar.

Aléjalos del sol. La luz del sol puede ocasionar que tus muebles de piel se resequen, o que la piel presente grietas. Para evitarlo, intenta colocarlos lejos de las ventanas, y si tienen ventanas grandes, colócalas donde los rayos no les den directamente o utiliza cortinas.

Elige colores obscuros si te gusta la fiesta y las reuniones con los amigos. No permitas que las manchas arruinen tus días de diversión. Si se derrama algún líquido de color sobre tus sillones utiliza una mezcla de jabón neutro con agua destilada. Esto te ayudará a retirar la pigmentación, pero no dejes pasar mucho tiempo o el color se absorberá y será más difícil. Si eres distraído o tienes pequeños en casa, entonces lo mejor es elegir pieles oscuras para disimular las manchas.

Utiliza productos especiales o ¡a tapizarlos de nuevo! Si tu sala necesita cuidados especiales, entonces lo mejor es acudir directamente a una tienda departamental y buscar las cremas y soluciones que existen para la limpieza de salas de piel. Existen algunas ceras a base de minerales, o ceras naturales que le otorgan a tus sillones la apariencia original de la piel. Pero si ya está muy maltratada, entonces tal vez lo que necesitas es volver a tapizar tus sillones.