¿Cómo elegir una silla de oficina?

El análisis realizado en esta comparativa de sillas de oficina determina que, para acertar en tu decisión de compra, es necesario que contemples previamente estos aspectos: 

Mecanismos de ajuste

    Las mejores sillas de oficina se pueden ajustar en altura para adecuarse a tu estatura y al diseño de la mesa de escritorio. Además, incorporan un respaldo reclinable para favorecer una correcta adaptación a la espalda.

    Plataforma giratoria y desplazable

      Este elemento te permitirá girar 360º siempre que lo necesites sin levantarte de la silla. Además, las sillas de oficina con ruedas te permitirán desplazarte cómodamente por el despacho.

      Materiales del tapizado y de la estructura

        El asiento y el respaldo deben contar con tejidos transpirables, que no acumulen olores y que sean fáciles de limpiar. También han de ser a prueba de agua y de polvo. Este es el caso, por ejemplo, de la piel sintética o del nylon. Por su parte, la base ha de estar fabricada en materiales muy resistentes como el acero.

        Ergonomía

          Es la capacidad de la silla de adecuarse a tus necesidades de trabajo. Una silla ergonómica protegerá tu espalda y evitará que sufras molestias. Además, te brindará todo el confort que necesitas para pasar muchas horas teletrabajando en ella.

          Accesorios

            Hablamos, por ejemplo, de los reposabrazos, el reposapiés, el reposacabezas y los cojines lumbares y cervicales. Todos esos elementos redundan en un mayor confort y en una mejor higiene postural al estar sentado.

            Altura del respaldo

              Cuanto más alto sea, mejor. Así abarcará mayor cantidad de espalda. Las sillas de oficina más cómodas poseen un respaldo que va desde el coxis a las vértebras cervicales.

              Precio de la silla de oficina

                Dependerá de todos los aspectos anteriores.